primavera

marujas & exquisitas en pimavera

Despertar (en) la primavera

En primavera «sacamos las sillas a la fresca» para llenar de vida el patio que compartimos a través de la pantalla. Situamos el taller primaveral entre «lo salvaje» y «la domesticación», hacemos de las alergias, los límites y el detox nuestros temas y generamos complicidad con Yerbabuena y malas hierbas. La savia de las plantas y el elemento del agua nos llevan al sistema linfático, los riñones y a las limpiezas de primavera. Creamos objetos, remedios y rituales con semillas, yemas, hojas y florecitas. Agrega sal, vinagre y lecturas de hierbateras feministas*, y sabes lo que te espera si te apuntas a «Despertar (en) la primavera».

Marzo/abril de cada año: 5 semanas con 4 sesiones prácticas (pausa en Semana Santa) + dossier de lecturas + recetario personalizado a continuación del taller

Paga lo que puedas: desde 45 € + 1 plaza a precio libre

Próximas fechas

MARZO / ABRIL DE 2023
«Despertar (en) la primavera»

Cada año tienes la posibilidad de participar en la decisión del horario.

¿Te apuntas a marujear?

Grupo reducido de máximo 5 personas.

Sesión 1

Entramos a nuestro marujeo primaveral con las Mentas. Mentha spicata, piperita, aquatica, arvensis, cordifolia, Poleo menta: con sus aromas refrescantes nos ayudarán a romper el hielo y crear un sentimiento de vecindario a través de la pantalla. Dependiendo de la temperatura y la sensación corporal, salimos con infusiones y limonadas al patio virtual. Charlamos sobre las primeras lecturas, sobre lo que significa primavera para cada una y sobre ‘la revolución de la hierbabuena’, esa costumbre de «Llamar a la puerta de al lado y pedir a tu vecina la ramita de hierbabuena, el azúcar o lo que sea'».

(Cita de una entrevista hecha por Mar Gallego)

La importancia del recipiente

«Si algo que hacen los humanos es poner algo que desean, porque es útil, comestible o hermoso, en una bolsa, una canasta … y luego te lo llevas a casa contigo, y entonces el hogar es otro tipo de bolsa o bolsa más grande, un contenedor para personas, y luego sacas lo que recogiste y lo comes o lo compartes o lo guardas para el invierno … y luego, al día siguiente, probablemente hagas lo mismo nuevamente—si hacer eso es humano, si eso es lo que se necesita, entonces soy un ser humano después de todo. Totalmente, libremente, alegremente, por primera vez.»

– Ursula K. Le Guin

La teoría de la bolsa como origen de la ficción de Ursula Le Guin y el aprecio por los objetos recipientes conectan la primera y la segunda sesión de esta edición del taller, que se convierte a sí mismo en un contenedor.

Tomando prestadas las palabras de Le Guin, el taller «es un atado de medicinas que mantiene las cosas en una relación particular y poderosa entre ellas y con nosotras.»

Sesión 2

Cada año invito a otra maruja a la edición de primavera a presentar su proyecto y poner su arte en práctica colectiva.

Hasta ahora tuvimos el placer de bordar madera con Iraia Mir, fustera de Catalunya, y sembrar semillas con Mayra Rojo, artista mexicana que comparte sus trabajos en @cannibalas.

Actualmente estoy conversando con diferentes marujas para el próximo taller.

La mujer de la cesta

«A veces desearía poder realizar la fotosíntesis para que con solo brillar en el borde del prado o flotar perezosamente en un estanque… Como planta podría hacer la fogata, sostener el nido, curar la herida, llenar la olla. Pero, esa generosidad está más allá de mi alcance, ya que soy heterótrofo: para vivir, debo consumir. Así funciona el mundo, el intercambio de una vida por otra, el ciclo interminable entre mi cuerpo y el cuerpo del mundo. …vivo indirectamente a través de la fotosíntesis de otras … No soy las hojas vibrantes del suelo del bosque, soy la mujer de la cesta, y cómo la lleno es una cuestión que importa.»

– Robin Wall Kimmerer

En la pausa de los vídeo-encuentros en Semana Santa saldremos del patio virtual a cosechar una(s) plantita(s), cada una por su cuenta, ya sea en el monte, el parque, el mercado o la herboristería. Traeremos las experiencias, historias y hierbas de vuelta a casa y seguimos los senderos de las plantas de primavera en la tercera sesión, ahora en cuanto a sus efectos sobre el organismo humano.

Sesión 3

Conectamos la primavera con el elemento del agua, la savia de las plantas, las alergias, el cansancio y los flujos corporales. En esta sesión asociaremos las propiedades de distintas (malas) hierbas -Ortiga, Milenrama, Violeta, Diente de león…- a las vías de desintoxicación del cuerpo humano: sistema linfático y urinario, hígado, intestino, piel, pulmón. Vemos distintos métodos de preparación y aplicación por dentro y por fuera, nos damos un automasaje, y hacemos del marujeo una especie de detox del (discurso sobre el) detox… Nos ayudarán: la sal, el Ajo, el Romero y el Limón.

Feminismos* domésticos

«Las lecturas sobre el mundo doméstico, la vida privada y las historias afectivas, políticas y económicas que en dicho lugar acontecían, no han tenido tradicionalmente un valor productivo ni de prestigio, más allá de inspirar diversos mitos culturales sobre las mujeres y asentar su papel en la reproducción, y no en la producción de conocimiento.»

– Remedios Zafra

Esto también incluye el conocimiento de una herbología, digamos, doméstica y cotidiana.

Para el taller MARUJAS, EXQUISITAS & FEMINISTAS* sacamos del armario estas lecturas que traen lo feminismos de vuelta a casa, y juntamos las narraciones de Sara Ahmed, Mar Gallego, Rosa Luxemburgo, Cambra Skadé, Ursula Le Guin, etc. con textos botánicos y herbarios tradicionales y modernos.

…generando complicidad con las plantas que habitan nuestras casas y las hierbas de primavera que crecen en sus inmediaciones (ya sea en un entorno rural o urbano, ya sea en los bordes de senderos montañosos, en macetas, o rompiendo el asfalto). Menta, Romero, Ortiga, Diente de león, Milenrama, Violeta, Marguerita, Llantén …también Ajo y Limón… nos sorprenden cada año de nuevo con sus mensajes, usos y beneficios.

Sesión 4

Cerramos nuestra experiencia con un ritual de primavera enfocado en el cuerpo como hogar, en nutrir nuestras necesidades por medio de aclarar los límites y conexiones. En lugar de Diente de león y fuego, este año evocamos la magia protectora del Romero, que nos espera con Lole y Manuel cantando a través de los altavoces de nuestro patio virtual. Ros-marinus: originario de los distintos territorios que circundan el mar Mediterráneo, tu nombre latino es «Rocío marino», y con agua y sal marina te vamos a mezclar para revitalizar nuestras energías y despertar (en) la primavera.

¿Te apuntas a marujear en primavera?

Desde la primera sesión quedó claro con cuánto cariño se había preparado este taller y cuánto se reflejaba el contenido en la forma, que se salió de todo lo que conocía de los cursos online.

– NURIA