¿Por qué Juntas & Vulnerables?

Foto deLúa Ocaña y Laura García: La memoria del papel

A es de Ansiedad y de Alienación.

A también es de Acedia,

una palabra medieval para el letargo espiritual.

B de ‚Backward‘, atrasado,

como en sentirse atrasada.

O excluida o inadaptada.

Sentirse atrasada, también, puede significar

mirar al pasado haciendo conexiones con la gente de otros tiempos

que, quizás, eran queer

y quienes pueden convertirse en nuestras compañeras de viaje.

C de Capitalismo,

como en “quizás estés sufriendo por el capitalismo.”

Pero decir que el capitalismo es el problema

no siempre me ayuda a levantarme por la mañana.

Ann Cvetkovich: Un abecedario de sentirse mal

Letra por letra, Ann Cvetkovich crea su propio abecedario por medio de redefinir conceptos relacionados con lo que ella denomina “feeling bad”. Su Abecedario de sentirse mal fue grabado en vídeo por Karin Michalski en 2012; de “A de Ansiedad” a “Z de ‚Zest’”: entusiasmo.

Z es de ‚Zest‘ – entusiasmo, sabor, ganas, ánimo.

El entusiasmo es energía, vivacidad y fuerza vital.

Queremos cultivar entusiasmo,

incluyendo la energía de sentirnos mal.

Ann Cvetkovich: Un abecedario de sentirse mal

Un abecedario de sentirse mal se basa en la idea de que las palabras pueden entenderse como herramientas que nos permiten sentir(nos) juntas y, por lo tanto, negociar nuevamente el significado de los sentimientos y politizarlos de manera queer-feminista” (Karin Michalski).

LA ALKIMILA toma Un abecedario de sentirse mal como punto de partida para el grupo anual abierto Juntas & Vulnerables, una propuesta de encuentros bisemanales, gratuitos y online dedicados a compartir, redefinir y transformar la vulnerabilidad con cuerpos & palabras, plantas & imágenes.

La RAE define la vulnerabilidad como “la cualidad de vulnerable”, y vulnerable como: “Que puede ser herido o recibir lesión, física o moralmente.” Esta definición deja bastante margen de interpretación, a la vez que la encuentro muy limitada. Lo que implica es la universalidad de “ser vulnerable” contrariamente al uso habitual de la palabra, a menudo usada para describir solamente a ciertos cuerpos, o únicamente a estados y situaciones puntuales. En Choosing the Margin as a Space of Radical Openness, bell hooks redefine la vulnerabilidad como un lugar de apertura radical desde el cual «ver y crear, imaginar nuevas alternativas, nuevos mundos.» Mundos re-modelados alrededor de una comprensión de la vulnerabilidad no como la excepción temporal, sino como la condición base de los cuerpos que dependen constantemente de ciertas infraestructuras de apoyo para sobrevivir (tomando prestadas las palabras de Johanna Hedva en Teoría de la mujer enferma). Enfocando la vulnerabilidad como la base esencial de todos los cuerpos, más que una excepción temporal, LA ALKIMILA no ignora la vulnerabilidad en sus realidades altamente diferenciales. En el entramado interseccional de las relaciones de poder no todos los cuerpos son vulnerables de la misma manera, ni experimentan su vulnerabilidad de modo igual, pero nos podemos encontrar en esta diferencia. También para Ann Cvetkovich, la letra

V es de Vulnerabilidad,

otro sentimiento que ha obtenido una reputación mala.

Quiero dar la bienvenida a la vulnerabilidad

como un modo que nos lleva a abrirnos ante nosotras mismas y ante otras.

La vulnerabilidad puede ser una base de conexión.

Ann Cvetkovich: Un abecedario de sentirse mal

Juntas & Vulnerables se entiende como espaciotiempo para encontrarnos en nuestra diversidad y singularidad. LA ALKIMILA propone los encuentros Juntas & Vulnerables desde la com_pasión, el apoyo mutuo, y la conexión; con énfasis en la importancia de la escucha activa desde el respeto, con espíritu (auto-)crítico pero sin juzgar a los sentimientos de las demás ni de nosotras mismas. Al indagar en la vulnerabilidad puede que nos reconozcamos en la experiencia de otras (o no), lo cual espero que de lugar a transformar la vulnerabilidad en una fuente de aprendizaje, de generar conocimientos, de energía, y de sentirse acompañada.

Con el título y la foto seleccionada (¡gracias, Lúa Ocaña y Laura García por dejármela!), Juntas & Vulnerables juega con el bien conocido lema feminista “Juntas & fuertes”, o “Juntas somos (más) fuertes”. LA ALKIMILA no se opone a este eslogan insurgente de puños levantados, tan empoderador para muchas. Quiere poner énfasis en la importancia de ir mano a mano, también, desde y en la vulnerabilidad; sacar “sentirse” mal de la individualización, postulando que los sentimientos y sensaciones negativos (y muy cotidianos) son asuntos políticos que se pueden sentir de modo colectivo, y contextualizar en condiciones neoliberales de trabajo, racismos, violencias de género, capacitismos, etc.

Es muy simple: no siempre podemos y/o queremos ser fuertes!! A la vez, enfocar la vulnerabilidad como la base de nuevas conexiones la puede convertir en nuestra fortaleza, en resistencia. “La vulnerabilidad y la resistencia a menudo se han visto como opuestos, presuponiendo que –a expensas de la resistencia colectiva–, la vulnerabilidad requiere la protección y el fortalecimiento del poder paternalista.” (Judith Bulter, Vulnerability in Resistance). Como Butler (y otras) pienso que no se trata de olvidar, ignorar, o despreciar la vulnerabilidad, sino de comenzar a articular el papel que la vulnerabilidad juega en las distintas prácticas de resistencia. “Señalando posibles estrategias para una política feminista de compromisos transversales y sugiriendo una política de resistencia corporal que no rechace las formas de vulnerabilidad.”

¿Por qué luchamos tanto con(tra) la vulnerabilidad?

En el abecedario de Ann Cvetkovich, N es de Normalidad, pero

N, también, es de ‚Numbness‘, entumecimiento.
A veces, sentirse mal significa sentirse adormecida porque
nos sentimos como si no sintiéramos
nada cuando no hay un espacio público para los sentimientos.
Pero, el entumecimiento también es un sentimiento.
Y sentirse adormecida puede protegernos de
sentir demasiado.

Ann Cvetkovich: Un abecedario de sentirse mal

Por otro lado, recuerda Brené Brown (Ted Talk: El poder de la vulnerabilidad, disponible online): viviendo en un mundo vulnerable (humano y mucho más allá), tratamos de adormecer la vulnerabilidad misma. Personalmente, me hace temblar cuando escucho a la gente en las manifestaciones (y en imágenes y escritos) gritar cosas como “¡No tenemos miedo!”. En ciertos contextos llego a comprender la necesidad y el potencial de tales palabras. No obstante: no me las creo, me siento excluida, veo la continuación de conceptos peligrosos de lo que significa ‚(no) ser fuerte‘, y siento que quita toda posibilidad de transformar la comprensión de qué prácticas (no) se consideran políticas. No todas podemos salir (siempre) de la cama a luchar, mientras luchamos día a día por no sentirnos tan solas. Para Ann Cvetkovich,

L es de ‚Loneliness‘ – la soledad.
¿Es posible compartir el sentimiento de estar
aislada o sola como un modo de crear nuevas formas
de colectividad?

Ann Cvetkovich: Un abecedario de sentirse mal

LA ALKIMILA no tiene una respuesta predefinida a esta pregunta. Juntas & Vulnerables es una propuesta de experimentar con la vulnerabilidad como un continuo devenir, y de poner en práctica la pregunta ¿Compartir la vulnerabilidad, de eso se trata, ¿no? (título de una publicación editada por Didi Hock, disponible online). La vulnerabilidad y la experiencia de “sentirse mal” en cuanto a emociones y sensaciones físicas como culpa, vergüenza, trauma, cansancio, dolor, enfermedad, disfuncionalidad, o depresión en su potencia política relacionada con ira, utopía, resistencia, ternura, pertenencia, imperfección, coraje (de corazón), alegría, com_pasión y conexión. La vulnerabilidad no como algo cómodo, pero tampoco necesariamente horroroso, humillante, insoportable sino necesario, esencial, político. La vulnerabilidad como la voluntad de seguir luchando aunque no hay garantías; como la voluntad de invertir en relaciones que pueden o no funcionar; como la comprensión que melancolía, tristeza, y duelo representan amor; como un punto de partida para la creatividad; como lo que hace que “feminism is beautiful”. La vulnerabilidad como “soy suficiente”, como grito y momentos de silencio y escucha. Piensa en todo de lo que la opresión sistémica nos ha despojado, y en lo que estamos reivindicando al elegir sentir: incluso si sentimos dolor, vergüenza, y todas las cosas que surgen en el abecedario de Ann Cvetkovich, y las que podrían salir en los encuentros colectivos en LA ALKIMILA.

En los encuentros Juntas & Vulnerables compartir la vulnerabilidad no necesariamente supone hacer pública la propia experiencia. Importante: ¡no se trata de sesiones terapéuticas! Es una propuesta para todas las personas con ganas de conectarse con la vulnerabilidad con el fin de indagar en las potencias de hacer de los sentimientos politizados y de las resistencias sentidas el punto de partida para transformaciones socio-somáticas. A nivel personal, pero compartiendo espaciotiempo juntas, resignificaremos conceptos, emociones y sensaciones físicas por medio de herramientas y prácticas con cuerpos & palabras, plantas & imágenes.

Ser capaz de identificar y articular ls propias experiencias de vulnerabilidad no las eliminará, pero puede significar concienciarse de ellas. Al percibir con más conciencia mis emociones y lo que está sucediendo con mi cuerpo al sentirlas (p.e. cuando estoy llena de tristeza, adormecida, o ansiosa) puedo comenzar a protegerme, a darme espciotiempos para „sentirme mal“ sin que sea insoportalbe, y a nutrirme mejor en la vulnerabilidad.

Dedicamos cada encuentro a una sola letra del Abecedario de sentirse mal de Ann Cvetkovich. Comparto contigo lecturas y visionados de trabajos feministas* relacionados con la vulnerabilidad cotidiana, herramientas para resignificaciones lingüísticas, y prácticas somáticas que te pueden ayudar a reconectar con tu cuerpo, a cuidar tu dolor y nutrir tu alegría, a transformar tus experiencias cotidianas de sentirte mal, estancada, o vulnerable en creatividad y en com_pasión contigo misma y con otras.

A PARTIR DE FEBRERO DE 2020:

JUNTAS & VULNERABLES

Encuentros bisemanales online y gratuitas para todas las personas con ganas de conectarse con la vulnerabilidad desde perspectivas socio-somáticas. Experimentamos con una serie de herramientas y prácticas para redefinir distintos conceptos relacionados con “sentirse mal” y “devenir vulnerable” por medio de nutrirnos con cuerpos & palabras, plantas & imágenes; a nivel personal y juntas.

cada 2° domingo, 18:00, aprox. 45-60 min. // ONLINE en zoom.us

gratis!! (las aportaciones voluntarias siempre son bienvenidas)

Inscripción previa aquí.

(Recibirás un mail con un enlace al encuentro. No hace falta que te bajes la aplicación.)

Encuentros Online

Con Juntas & Vulnerables LA ALKIMILA propone un espaciotiempo al que quién quiera se puede conectar desde su propia casa, sin la necesidad de acudir a espacios públicos ni de salir de la cama. La duración será de aprox. 1 hora. Usamos zoom.us. A través de un enlace, te podrás conectar a los encuentros en línea, sin la necesidad de bajar ninguna aplicación ni nada.

Encuentros bisemanales (grupo anual abierto)

El alfabeto inglés está compuesto por 26 letras. Dado que para los encuentros Juntas & Vulnerables LA ALKIMILA toma el trabajo Un abecedario de sentirse mal de Ann Cvetkovich y Karin Michalski como punto de partida, cada letra inicia un encuentro. 26 letras = 26 encuentros. Un año tiene ~ 52 semanas ÷ 26 encuentros = 2 = bisemanal. Que se trata de “un grupo anual abierto” no quiere decir que te comprometes a participar en todas los 26 encuentros. Te conectas solamente cuando te apetezca. Al inscribirte en un encuentro de Juntas & Vulnerables, tu email pasa a una lista y se te mandará un recordatorio antes de cada encuentro -pues, cada dos semanas- con el tema de la semana y el enlace que necesitas para conectarte a la sesión. Si no quisieras recibir más recordatorios, mandas un simple correo electrónico a info(Replace this parenthesis with the @ sign)alkimila.com y te quito de la lista.

¿Algo más?

Hazme cualquier pregunta o propuesta vía mail o MD en Instagram. ¡Gracias!

Con ganas ya de acompañarte en estos espaciotiempos dedicados a investigar, transformar, y celebrar los devenires vulnerables; con cuerpos & palabras, plantas & imágenes, y -sobre todo- juntas!!